TENGO SÍNDROME DE TURNER


Cuando nos dicen que tenemos el Síndrome de Turner, que mal la pasamos pensamos que no hay nada que hacer al respecto y entonces la vida transcurre, dejamos que las cosas sucedan, sin darnos cuenta que esto es solo un aspecto de nuestra vida, no lo es todo, tenemos en nuestras manos las posibilidad de ser felices y de disfrutar de todo lo que tiene la vida. Quien nos dijo que el Síndrome de Turner es sinónimo de discapacidad, que por una talla baja no tenemos los mismos derechos o somos seres humanos diferentes. No! Somos mujeres que podemos hacer y llegar hasta donde cualquier mujer quiera llegar.

El Conocer a más gente igual que yo, me ha ayudado a darme cuenta que no estoy sola, que muchas cosas que me suceden a todas les pasa igual que a mí.

No es fácil el platicarlo y afrontarlo, pero lo primero que me ayudo es hablarlo con alguien de mi confianza y juntos ir descubriendo lo que sí es y lo que no es el Síndrome de Turner. Me di cuenta de que teniendo información podía cuidarme mejor y tener una mejor calidad de vida.

Es importante conocerlo para poder prevenir cualquier complicación.

Esto no es culpa de nadie, es solo un accidente genético.

Por último te quiero decir que no estás sola, que si te sientes triste aquí en la Asociación siempre encontraras una mano amiga que te puede ayudar, aunque no lo creas, solo acércate y date esa oportunidad.