MI HIJA TIENE SÍNDROME DE TURNER


Cuando a los padres de una niña con Síndrome de Turner les dan el diagnostico por primera vez tienen muchas preguntas Porque a mí, ¿hice algo mal? ¿Pude prevenir esto? Y si tengo otro niño ¿tendrá también ST?.

Es muy importante que tengan información clara y comprensiva que les ayude a tomar la decisión más apropiada en su situación en la que se encuentre en este momento.

“Hay mucha angustia, tristeza pensamos que es lo peor que nos pudo haber pasado. Pero con el tiempo comprendemos que es una niña como cualquier otra que necesita de nuestro cuidado, que sólo necesita que la ayudemos a que encuentre su propio camino.

La comunicación con otros padres que han enfrentado situaciones similares puede ser de mucho beneficio durante la etapa difícil después de haber recibido el diagnóstico.

Las cosas más importantes que los padres pueden hacer por sus hijas y por ellos mismos es aceptarlas y amarlas exactamente tal y como son, apoyarlas para desarrollarse de manera normal y ayudarles a tener una buena autoestima.

Existe un número de preocupaciones acerca de la salud y problemas médicos que ocurren con más frecuencia en niñas con ST que en otros niños, por lo tanto, es crucial que estas niñas reciban buena atención médica por un médico familiarizado con esta condición.

Existen muchas afecciones que pueden llegar a tener estas niñas, sin embargo pueden ser corregidas o controladas con tratamientos y algunas de ellas pueden ser prevenidas. Por lo que podemos decir que Ninguna niña tiene todas estas condiciones.

Otros aspectos de gran preocupación, son el del aprendizaje, el área social y el emocional. Muchos de éstos no están relacionados con el ST, sino pro la exposición que tienen en la sociedad, la posible sobreprotección en casa y otros. Sin embargo no podemos dejar de mencionar que estas niñas tienen una tendencia mayor que otros niños de tener deficiencias específicas de aprendizaje especialmente en las áreas no verbales. Éstas a la vez pueden afectar su desarrollo social y su relación con los demás, siendo más tímidas.

Los padres y maestros pueden ayudar a estas niñas a mejorar sus comportamientos sociales de diferentes maneras, por ejemplo:

Identificar sus propios sentimientos a medida que se presentan durante la interacción con su hija y ayudarla a aprender el significado de las expresiones faciales.